¿Qué significa estar en la presencia de Dios?

Mariposa sobre flores rojas

julio 20, 2020

Adán y Eva tuvieron comunión íntima en la presencia de Dios antes de la caída (Génesis 3:8). Desde ese momento, el pecado ha impedido nuestra capacidad para estar en la presencia física de Dios (Éxodo 33:20).

«Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá».

Ahora sólo los santos, y los ángeles sin pecado, están en la presencia física de Dios (Lucas 1:19).

Pero los cristianos tenemos la presencia de Dios dentro de nosotros gracias a que el Espíritu Santo habita en nosotros (Juan 14:23)

«Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él».

«Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí» (Juan 15:4) y esa presencia sólo viene a través de la fe en el Señor Jesucristo.

Somos conscientes de la realidad de esta presencia como resultado de nuestra obediencia a su Palabra.

«Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable» (1ª Pedro 2:9).

Pedro dice «linaje escogido …adquirido por Dios». Si nosotros fuimos adquiridos por Dios, ¿no estará Él presente entre nosotros? Nosotros nunca perdemos la realidad de la presencia de Dios, no importa cuán terrible sea nuestro fracaso; nunca el exceso de nuestro pecado nos hará perder nuestra salvación; nunca nos hundiremos tan lejos como para alejar el Espíritu Santo. Podemos hacer que Dios se enfade por nuestros pecados, pero los verdaderos creyentes nunca pierden la presencia del Espíritu Santo. 

También le puede interesar…