¿Cuál es el remedio del pecado?

El remedio del pecado

marzo 3, 2021

A través de toda la Escritura vemos que el único remedio contra el pecado del ser humano, es la sangre de Jesucristo, derramada por nosotros en la Cruz.

La sangre de las víctimas que se ofrecían en el Antiguo Testamento era un medio para una purificación legal y eran una figura profética del sacrificio que tenía que llegar en el Calvario (Hebreos 9 y 10).

En Hebreos 9:22 leemos categóricamente

«y sin derramamiento de sangre no se hace remisión».

 

Por sangre

Dios dispuso que el perdón de los pecados llegase a través del derramamiento de la sangre del Hijo.

La vida está en la sangre (Génesis 9:4)

«Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis.»

 

El pecado lo tenemos desde nuestra concepción (Salmos 51:5)

«He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.»

No queda más remedio que el derramamiento de sangre. Pero una sangre contaminada por el pecado no hubiese podido aplacar la ira de Dios ni borrar las manchas del pecado. Por eso necesitamos un sustituto «santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores y hecho más sublime que los cielos» (Hechos 7:26). La limpieza de la sangre de Cristo hizo aceptable el sacrificio. 

En la Cruz fue realizada nuestra redención, o sea, allí se pagó el precio de nuestro rescate, pero dicha redención es aplicada personalmente a cada inconverso «por gracia, mediante la fe» (Efesios 2:8). Significa, que el pacto de gracia ocurre cuando una persona recibe por fe a Jesucristo como su único Salvador personal. 

 

La fe que salva al pecador incluye necesariamente:

Arrepentimiento o cambio de mentalidad, por el que una persona detesta especialmente su pecado, cambia su enfoque, criterios, valores y actitudes y empieza con el poder, la ayuda y la guía del Espíritu, una nueva vida. (Romanos 8:1-15).

«Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;»

Hechos 17:30

«diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.»

Marcos 1:15

«Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.»

Romanos 12:1-2

También le puede interesar…

¿Es Dios misericordioso?

¿Es Dios misericordioso?

Sí, Dios es misericordioso. Él tiene compasión y nos trata con misericordia manifestando Su gracia, aun cuando Dios...

¿Qué es la revelación especial?

¿Qué es la revelación especial?

La revelación especial está en contraste con la revelación general dada a todo ser humano y presente en todo momento...